Blog
_
Nota Diario Cronista – Alejandro Oliverio BPS

Auditoría Interna: Ayudar a la empresa con sus objetivos.

La crisis financiera internacional generó en los directivos de las empresas la necesidad de incrementar el foco en la gestión de riesgos, para ello la principal herramienta es un área de auditoría interna eficaz. El viejo estereotipo detectivesco de la auditoría interna no alcanzó para ser eficaz. Auditoría Interna evolucionó hacia una función integral, con mayor conocimiento del negocio y generadora de valor.

El nuevo enfoque de Auditoría Interna (basado en las Normas Internacionales del Instituto de Auditores Internos) establece una orientación sistemática y disciplinada.

Todas las empresas tienen objetivos, los cuales se proyectan en un contexto de negocios local e internacional inestable, marcado por la incertidumbre.

Dicha situación implica riesgos que amenazan el cumplimiento de los objetivos:
* Uso inadecuado de recursos (altos costos, baja calidad, demoras en el proceso)
* Sanciones por incumplimiento de normativas o regulaciones (multas, suspensiones u otros)
* Desprotección de activos (fraudes, sustracciones)
* Desprotección de datos y sistemas informáticos
* Información financiera y/o de gestión incorrecta, inoportuna, incompleta, o adulterada
* Falta de adaptación al contexto local e internacional en los ámbitos político, económico, social y competitivo
* Falta de adaptación a las necesidades de clientes/mercado
* Pérdida de oportunidades
* Costos de oportunidad
* Pérdida de reputación
* Problemas de comunicación interna y/o externa
* Presiones gremiales. Etc.

Las distintas funciones de una empresa (compras, producción, ventas, marketing, administración y finanzas, sistemas, recursos humanos, contabilidad, control de gestión, logística) están expuestas a los mencionados riesgos. La empresa maximiza su valor cuando establece el equilibrio óptimo entre el cumplimiento de sus objetivos y los riesgos, desplegando sus recursos limitados de la mejor manera posible a través de los siguientes procesos:
* El proceso de Gobierno: consiste en estructurar la empresa para el logro de los objetivos a través de las actividades de comunicación, dirección, gestión y vigilancia.
* El proceso de Gestión de Riesgos: consiste en manejar proactiva y dinámicamente la incertidumbre, a través de la detección y análisis de los riesgos que influyen sobre los objetivos de la empresa.
* El proceso de Control: responder a los riesgos detectados, evitando, reduciendo, transfiriendo o aceptando los mismos. Los tres procesos mencionados existen en todas las empresas, pero en muchas de ellas, especialmente en las PyME, no están definidos formalmente, se realizan en forma intuitiva y no cuentan con un enfoque metodológico.

La función actual de Auditoría Interna es evaluar y mejorar los procesos de gobierno, gestión de riesgos y control de todas las actividades. Ha evolucionado, requiriendo en la actualidad de nuevas competencias, entre ellas visión estratégica, solidez técnica y ha bilidades de comunicación para hacer recomendaciones a la alta dirección que aporten valor.

Para mayor información sobre auditoría o consultoría en procesos por favor visitar https://www.bpsolutions.com.ar/mejora-de-procesos/

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin